¡Hoy Celebramos la Anunciación! El “Sí” de una Mujer que Cambió la Historia

Image
Cada año la Iglesia celebra la Solemnidad de la Anunciación. Un día como hoy la historia de la humanidad cambió cuando María dio su “Sí” valiente a Dios, concibiendo desde aquel momento a Jesús y convirtiéndose en protectora del Niño que un día nacería y salvaría con amor al mundo.“‘El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible’. María contestó: ‘Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra’. Y la dejó el ángel” (Lc. 1, 35 - 38).La Solemnidad de la Anunciación se celebra nueve meses antes de la Navidad. Si se analiza la historia, María “no la tuvo fácil”. Ella estaba comprometida con José y ciertamente esta decisión de concebir al Hijo de Dios trajo inestabilidad.Tanto así que el justo José decidió repudiarla …

Oración Para Consagrar a Tus Hijos a La Virgen Maria,

“Oh Madre de bondad, tres veces admirable, Tú que eres Madre del Hijo de Dios, y que nos adoptaste como hijos, comprendes muy bien cuan sublime, grandiosa y bella es la misión que nos fue confiada como padres de familia.

En nuestras manos, Dios colocó el futuro de la Iglesia y de la sociedad. Nos dio el poder de colaborar con Él en la creación, educación y formación de los hombres del mañana. Conscientes de nuestra responsabilidad y conociendo la realidad de la vida, nos sentimos incapaces de, solamente por nuestros medios, realizar la gran misión que nos fue confiada. Por eso, Madre, llenos de confianza, nos arrodillamos delante de Ti, para confiarte y consagrar a nuestros hijos. Sabes bien cuantos son los peligros a los que están expuestos y como el mundo y el demonio los persiguen, queriendo destruir su dignidad de hijos de Dios, lanzándolos al pecado.

Madre, te suplicamos humildemente: ¡ven en auxilio de nuestros hijos y revela en ellos tu admirable arte de educar! Recíbelos en tu bondadoso corazón, ayúdalos y ampáralos en todas las dificultades, sobre todo en las horas de la tentación. Consérvalos puros y enséñales a luchar siempre por el bien. Extiéndeles tu mano y guíalos hacia Dios. Apártalos de las malas compañías y líbralos del mal.

Guarda en ellos la gracia santificante que recibieron en el Bautismo y no permitas que ofendan a Dios por pecados graves.

Madre querida, cela por nuestros hogares y por nuestros hijos. Cuida para que jamás falte el pan material y el alimento espiritual. Haz crecer en nosotros la fe, la esperanza y la caridad. Suscita entre nosotros costumbres cristianas, prácticas de buenas obras y espíritu de sacrificio. Ayúdanos a tener actitudes cristianas, de caridad fraterna, perdón mutuo y solidaridad.

Se tú la Madre y Educadora de nuestros hijos. Que ellos vivan verdaderamente como hijos de Dios. Encamínalos hacia la vocación que el Padre Celestial pensó para ellos desde la eternidad. Guíalos en la vida y acompáñalos en la hora de la muerte.

Ayúdanos, Madre, para que como padres seamos para nuestros hijos verdaderas imágenes de Dios, a fin de que encuentren en nosotros todo el apoyo, amor y comprensión que necesiten.

Ven y quédate en nuestra casa. Hazlo semejante al hogar de Nazaret, para que reine siempre la paz, la unión, la alegría y el amor.”

Amén


Extraído del libro: “Serán una sola carne”
Prof. Felipe Aquino


Comments

Popular posts from this blog

Salgan, Salgan, Salgan Animas En Pena,

15 Lugares Bíblicos y Su Significado (FOTOS)

¿Por Que Nos Abstenemos De Comer Carne En Cuaresma?