Skip to main content

Lecturas del Domingo 6º del Tiempo Ordinario - Ciclo A

Image
Primera LecturaLectura del libro del Eclesiástico (15,16-21):

SI quieres, guardarás los mandamientos
y permanecerás fiel a su voluntad.
Él te ha puesto delante fuego y agua,
extiende tu mano a lo que quieras.
Ante los hombres está la vida y la muerte,
y a cada uno se le dará lo que prefiera.
Porque grande es la sabiduría del Señor,
fuerte es su poder y lo ve todo.
Sus ojos miran a los que le temen,
y conoce todas las obras del hombre.
A nadie obligó a ser impío,
y a nadie dio permiso para pecar.

Palabra de Dios SalmoSal 118,1-2.4-5.17-18.33-34

R./
Dichoso el que camina en la voluntad del Señor

V/. Dichoso el que, con vida intachable,
camina en la voluntad del Señor;
dichoso el que, guardando sus preceptos,
lo busca de todo corazón. R/.

V/. Tú promulgas tus mandatos
para que se observen exactamente.
Ojalá esté firme mi camino,
para cumplir tus decretos. R/.

V/. Haz bien a tu siervo: viviré
y cumpliré tus palabras;
ábreme los ojos, y contemplaré
las maravillas de tu ley. R/.

V/. Muéstrame, Señor, el camino de tus d…

¿Hay Algún Problema con Agarrarse de las Manos en Misa para Rezar El Padre Nuestro?

Existen parroquias cuyos fieles, al momento de rezar el Padre Nuestro en plena Misa, se toman de las manos unos con otros en símbolo de su unidad. Otras, por otro lado, los fieles prefieren tener una oración individual, con las palmas de las manos apuntando hacia arriba.

Inclusive hubo momentos incómodos de tener ambas costumbres en plena Misa, donde el primer grupo es rechazado por el segundo, pues se piensa que no es correcto tener ese gesto cuando es uno mismo quien está en momento de oración.

¿Qué dice la Iglesia al respecto?

Para poder observar las normas de desarrollo y vivencia de la Misa Católica, uno debe tomar en cuenta la Instrucción General del Misal Romano (IGMR), documento de la Iglesia para dar pauta a nuestra celebración central. 

En esta se indica que, al terminar la Plegaria Eucarística, el sacerdote invita a los fieles a rezar el Padrenuestro, u Oración del Señor, y lo reza junto a ellos (IGMR 152). Después de la oración, el sacerdote reza una extensión de esta llamada embolismo (IGMR 81).    

¿En qué parte del documento se especifica si está bien tomarse de las manos al momento del Padrenuestro?, la respuesta es sencilla: en ninguna parte. 

Para este documento del Magisterio este no es un tema a tocar. Para la Iglesia, lo que importa es que se sigan las reglas expuestas, y que el fiel comprenda la importancia que está sucediendo al frente, en la Eucaristía (IGMR 95).  

¿Qué opinión tienen algunos sacerdotes? 

La página Catholic.net cita a los sacerdotes John Trigilio y Robert Levis del programa “Web of Faith”, de EWTN, quienes dieron una respuesta al respecto. 

Si bien ellos llegan al mismo punto, el que dice que la Iglesia no ha respondido si se debe o no tomarse de las manos al rezar el Padrenuestro en Misa, ellos desarrollan un poco más la idea y concluyen que este hábito no es bueno. 

Indican que viene de una costumbre evangélica estadounidense, donde sus grupos de oración se tomaban de las manos para orar. Muchos católicos vieron esto agradable y lo copiaron en la Misa. 

El problema para ellos es que al cogerse de las manos, en el momento de estar preparando la Eucaristía, se está dando mayor peso a la “unión” entre los fieles que al mismo Dios que se encuentra al frente de ellos.  

Eso es exáctamente lo que creo es el argumento más fuerte contra la práctica de cogerse la mano durante la Misa. En la mayoría de los servicios dominicales protestantes no tienen Comunión. Tienen una prédica durante el servicio de la Palabra del Señor y en cierto momento podrían o ciertamente si tienen ‘comunión’, se cogerán las manos. Es en cierto modo una práctica protestante, de todas formas, y la experiencia principal de la Misa católica es la Consagración y la Comunión. Allí es donde mostramos nuestra unidad. Allí es donde nos unimos a Cristo por nuestro sacerdocio común en el Señor y lo de cogerse la mano es obviamente una distracción de eso. O sea que logramos nuestra unidad por Cristo, mientras que ellos consiguen su unidad a través de este cogerse las manos”, explicó el Padre Levis. 

Fuente: Participante de la Misa / Wikipedia / (CC BY-SA 4.0)

Con Informacion de churchpop.com

Comments

Popular posts from this blog

Salgan, Salgan, Salgan Animas En Pena,

15 Lugares Bíblicos y Su Significado (FOTOS)

Valentín De La Sierra: Historia De Un Mito, Saves En Realidad Quien Fue..?