Santos Luis y Celia Martin, Los Padres de Santa Teresita del Niño Jesus,

Image
Santos Luis y Celia Martin, padres de Santa Teresita. Luis nació el 22 de agosto de 1823 en la ciudad francesa de Burdeos y Celia vino al mundo ocho años después. Ambos crecieron en el seno de familias militares y católicas. El padre de Luis, Pierre-François Martin, era capitán del ejército francés. Por ello el futuro santo y sus cuatro hermanos gozaron de los beneficios de quienes eran hijos de militares. Luego que el padre se jubiló, la familia se mudó a Alençon en 1831. Allí Luis estudió con los Hermanos de las Escuelas Cristianas. Al culminar su formación aprendió el oficio de relojero en varias ciudades de Francia. Los padres de Celia Guérin fueron exigentes, autoritarios y rudos. En una de sus cartas a su hermano Isidore, describió que su madre era “demasiado severa; era muy buena pero no sabía darme cariño, así que sufrí mucho”. También afirmó que su infancia y juventud fueron “tristes como una mortaja”. Celia era “inteligente y comunicativa por naturaleza” y que su

Salve Cruz Bendita Madero Sagrado,

 


SALVE CRUZ BENDITA

CORO

SALVE CRUZ BENDITA MADERO SAGRADO,

QUE CARGO EN SUS HOMBROS MI JESUS AMADO,



Bajó de la Cruz, bajó a padecer,
Los primeros pasos a Jerusalén

Bajaste Tú al mundo con crecido amor,
Moriste en la Cruz por el pecador

En un arrabal rodeado de penas,
Prisionero te hayas con crueles cadenas

Con crueles cadenas te van estirando,
Con crueles cordeles lo van azotando

Con hiel y vinagre lo fortalecieron,
Con crueles espinas a Jesús prendieron

Miradle el cabello lo tiene mezclado,
Y por eso dicen que está agraviado

Miradle las sienes, las tiene quebradas,
Con crueles espinas las tiene pasadas

Miradle los ojos, los tiene empañados,
Lágrimas que vierte por nuestros pecados

Miradle la boca, seca y renegrida,
Te está pidiendo agua por darte la vida

El agua que pide que sea de abstinencia,
Agua saludable de la penitencia

Prisionero te hayas en una columna,
Y los fieles heridos que eclipsó la luna

Con la Palabra Santa que el Señor habló,
Ábrase la Gloria que el preso llegó

En el Jueves Santo que el Señor oró,
Su santa Madre fue la que lloró

En el Viernes Santo que el Señor murió,
Su divino cuerpo se le sepultó

Esta Salve Madre que estamos cantando,
Son indulgencias que al cielo han llegado

Estas alabanzas que aquí hemos cantado,
Sean indulgencias que aquí hemos ganado

 

 

SE RESPONDE  CON EL CORO EN  CADA ESTROFA,

DULCISIMO REDENTOR SE CANTA ENTRANDO A LA IGLESIA OR ANTES DE LLEGAR SE INICIA EL CANTO,




Comments

Popular posts from this blog

Oración Para Consagrar a Tus Hijos a La Virgen Maria,

15 Lugares Bíblicos y Su Significado (FOTOS)