Hoy Celebramos a San Pío de Pietrelcina, el Sacerdote de los Estigmas

Image
El Padre Pío de Pietrelcina sabía muy bien que los jueves son un día especial para orar, ya que en muchas parroquias se vive la adoración al Santísimo Sacramento con especial afecto.
Es un momento para recordar que Dios nos ama mucho, y que si queremos que en nuestra vida haya paz y gozo, es necesaria su presencia.Si en el día de hoy no has podido acercarte a Jesús Sacramentado, te invitamos a que busques un lugar de tranquilidad en tu hogar y le dediques esta oración.La oración del Padre Pío para convocar la presencia de Dios:Quédate, Señor, conmigo, porque es necesaria tu presencia para no olvidarte.
Sabes cuán fácilmente te abandono.
Quédate, Señor, conmigo, pues soy débil y necesito tu fuerza para no caer muchas veces.
Quédate, Señor, conmigo, porque eres mi luz y sin ti estoy en tinieblas.
Quédate, Señor, conmigo, porque eres mi vida y sin ti pierdo el fervor.
Quédate, Señor, conmigo, para darme a conocer tu voluntad.
Quédate, Señor, conmigo, para que oiga tu voz y te siga.
Quédate, Seño…

Perdona a Tu Pueblo Señor,


PERDONA A TU PUEBLO SEÑOR,
PERDONA A TU PUEBLO, PERDÓNALE SEÑOR


1. No estés eternamente enojado
no estés eternamente enojado,
perdónale Señor.

2. Por las espinas que te punzaron,
por los tres clavos que te clavaron,
perdónale Señor.

3. Por las tres horas de tu agonía
en que por madre Diste a María,
perdónale Señor.

4. Por tus profundas llagas crueles,
por tus salivas y por tus hieles
¡Perdónale, Señor!

5. Por las heridas de pies y manos,
por los azotes tan inhumanos.
¡Perdónale, Señor!

6. Por los tres clavos que te clavaron,
y las espinas que te punzaron
¡Perdónale, Señor!

7. Por tu poder y amor inefable,
por tu misericordia entrañable,
perdónanos, Señor.

8. Somos el pueblo que has elegido,
y con tu sangre lo has redimido,
Perdónanos, Señor.

9. Reconocemos nuestro pecado,
que tantas veces has perdonado,
Perdónanos, Señor.

10. Dios de la fiel y eterna Alianza,
en ti ponemos nuestra esperanza.
Perdónanos, Señor.

11. Desde la cruz nos diste a tu Madre,
vuélvenos al abrazo del Padre.
Perdónanos, Señor.



Comments

Popular posts from this blog

Salgan, Salgan, Salgan Animas En Pena,

15 Lugares Bíblicos y Su Significado (FOTOS)

¿Cuánto Valdrían Hoy Las 30 Monedas de Judas?