Hoy la Iglesia celebra la Solemnidad de la Epifanía del Señor

Image
Los pastores y reyes del Oriente visitan a Jesús el Mesías, le llevan regalos y lo adoran con oro, incienso y mirra. Origen de la fiesta: El 6 de enero se celebraba desde tiempos inmemoriales en Oriente, pero con un sentido pagano: En Egipto y Arabia, durante la noche del 5 al 6 de enero se recordaba el nacimiento del dios Aion. Creían que él se manifestaba especialmente al renacer el sol, en el solsticio de invierno que coincidía hacia el 6 de Enero. En esta misma fecha, se celebraban los prodigios del dios Dionisio en favor de sus devotos. La fiesta de la Epifanía sustituyó a los cultos paganos de Oriente relacionados con el solsticio de invierno, celebrando ese día la manifestación de Jesús como Hijo de Dios a los sabios que vinieron de Oriente a adorarlo. La tradición pasó a Occidente a mediados del siglo IV, a través de lo que hoy es Francia. La historia de los Reyes Magos se puede encontrar en Mateo 2, 1-12 “Después de haber nacido Jesús en Belén de Judea, en

Vengan a Mi Los Que Esten Cansados y Agobiados,

¿Sentiste alguna vez cansancio y aflicción? Según usted, ¿qué es lo que más nos agobia y nos cansa?

Quizá lo que más cansa es la lucha cotidiana contra el mal, que parece que siempre nos gana. El mal quiere masacrar nuestros amores, y con la muerte de nuestros seres queridos nos golpea hondo, con intención de vaciarnos del sentido de la vida...

Jesús, Hijo de Dios, nos llama: ‘Vengan a mí todos los que están cansados y afligidos, y yo los aliviaré.’

Pero podrías pensar, ¿qué tipo de alivio puede ofrecerte Jesús?

Si miramos hoy a Jesús, vemos que lleva las marcas de su lucha con la muerte, en sus manos, en sus pies, en su corazón, pero está de pie. Jesús es el crucificado resucitado; el que estaba muerto y ha vuelto a la vida; es el Hijo de Dios que ha vencido a la muerte, y nos busca con un amor más poderoso que el mal y más fiel que la muerte.

Por eso, si miramos a Jesús resucitado, su imagen nos cura del desaliento, del cansancio, de la aflicción que provoca en nosotros la imagen deprimente de la muerte...

Mirar a Jesús nos mueve a creer que si nos unimos a Él, triunfaremos con Él y como Él. (Cfr. Rom. 6,8 2°Cor.13,4 Tim2,11)

Por eso, Jesús nos dice con razón y verdad: "Vengan a mí todos los que están cansados y afligidos que yo los aliviaré’, porque en Él resplandece un amor probado y victorioso, más fuerte que el mal y que la muerte.


Evangelio Según San Mateo 11, 28-30
Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré. Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio. Porque mi yugo es suave y mi carga liviana.

Comments

Popular posts from this blog

Oración Para Consagrar a Tus Hijos a La Virgen Maria,

Salgan, Salgan, Salgan Animas En Pena,

Adam Kotas NO Es Sacerdote Catolico,