Hoy la Iglesia Católica Celebra a San Joaquín y Santa Ana, patronos de los abuelos

Image
Cada 26 de julio la Iglesia Católica celebra la Fiesta de San Joaquín y Santa Ana, padres de la Santísima Virgen María y abuelos de Jesús. Joaquín y Ana -considerados santos patronos de los abuelos- fueron personas de profunda fe y confianza en las promesas de Dios. Ambos educaron a su hija Santa María en la fe del Pueblo de Israel, alimentando en Ella el amor hacia el Creador y preparándola para su misión. Es a través de ellos como María se suma a esa porción del pueblo escogido que espera la llegada del Salvador de la humanidad. El Papa Emérito Benedicto XVI, un día como hoy, en 2009, resaltaba, a través de las figuras de San Joaquín y Santa Ana, la importancia del rol educativo de los abuelos dentro de la familia. El Papa decía que los abuelos “son depositarios y con frecuencia testimonio de los valores fundamentales de la vida”. En 2013, el Papa Francisco, con ocasión de esta Fiesta, celebrada en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud Río 2013 (Brasil), destacaba

Vengan a Mi Los Que Esten Cansados y Agobiados,

¿Sentiste alguna vez cansancio y aflicción? Según usted, ¿qué es lo que más nos agobia y nos cansa?

Quizá lo que más cansa es la lucha cotidiana contra el mal, que parece que siempre nos gana. El mal quiere masacrar nuestros amores, y con la muerte de nuestros seres queridos nos golpea hondo, con intención de vaciarnos del sentido de la vida...

Jesús, Hijo de Dios, nos llama: ‘Vengan a mí todos los que están cansados y afligidos, y yo los aliviaré.’

Pero podrías pensar, ¿qué tipo de alivio puede ofrecerte Jesús?

Si miramos hoy a Jesús, vemos que lleva las marcas de su lucha con la muerte, en sus manos, en sus pies, en su corazón, pero está de pie. Jesús es el crucificado resucitado; el que estaba muerto y ha vuelto a la vida; es el Hijo de Dios que ha vencido a la muerte, y nos busca con un amor más poderoso que el mal y más fiel que la muerte.

Por eso, si miramos a Jesús resucitado, su imagen nos cura del desaliento, del cansancio, de la aflicción que provoca en nosotros la imagen deprimente de la muerte...

Mirar a Jesús nos mueve a creer que si nos unimos a Él, triunfaremos con Él y como Él. (Cfr. Rom. 6,8 2°Cor.13,4 Tim2,11)

Por eso, Jesús nos dice con razón y verdad: "Vengan a mí todos los que están cansados y afligidos que yo los aliviaré’, porque en Él resplandece un amor probado y victorioso, más fuerte que el mal y que la muerte.


Evangelio Según San Mateo 11, 28-30
Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré. Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio. Porque mi yugo es suave y mi carga liviana.

Comments

Popular posts from this blog

Salgan, Salgan, Salgan Animas En Pena,

Oración Para Consagrar a Tus Hijos a La Virgen Maria,

15 Lugares Bíblicos y Su Significado (FOTOS)