Oración con la Corona de Adviento, Para Los Cuatro Domingos,

Image
Visión General El contenido de la Oración con la Corona de Adviento de CRS está inspirado en las palabras del Papa Francisco, y diseñado como una herramienta para profundizar en el significado del Adviento. La Oración con la Corona de Adviento de CRS es una actividad semanal para compartir en familia o en comunidad, en persona o de manera virtual. Cada semana, al encender la vela de tu corona de Adviento, lee las historias reales de nuestros hermanos en diferentes partes del mundo y reflexiona cómo la esperanza, la fe, la alegría y la paz se vienen anunciado y encarnando día a día alrededor del mundo. En estas cuatro semanas de Adviento, preparémonos juntos para recibir a Jesús nuevamente develando algunas de las muchas oportunidades que tenemos para verlo venir a nosotros, alimentados de esperanzas y sueños para un nuevo futuro. Bendición de la Corona de Adviento Dios de Bondad, bendice nuestra corona de Adviento, Que su forma circular nos recuerde tu amor infinito y tu llamado a que

La Mujer Pecadora Unge Los Pies De Jesus, Evangelio De Hoy

Domingo 12 De Junio Del 2016
Lectura Del Santo Evangelio Según San Lucas (7,36–8,3), #EvangelioDeHoy
Tus Pecados Han Sido Perdonados,
 
En aquel tiempo, un fariseo rogaba a Jesús que fuera a comer con él. Jesús, entrando en casa del fariseo, se recostó a la mesa. Y una mujer de la ciudad, una pecadora, al enterarse de que estaba comiendo en casa del fariseo, vino con un frasco de perfume y, colocándose detrás junto a sus pies, llorando, se puso a regarle los pies con sus lágrimas, se los enjugaba con sus cabellos, los cubría de besos y se los ungía con el perfume.
 
Al ver esto, el fariseo que lo había invitado se dijo: «Si éste fuera profeta, sabría quién es esta mujer que lo está tocando y lo que es: una pecadora.»
Jesús tomó la palabra y le dijo: «Simón, tengo algo que decirte.»
Él respondió: «Dímelo, maestro.»
Jesús le dijo: «Un prestamista tenía dos deudores; uno le debía quinientos denarios y el otro cincuenta. Como no tenían con qué pagar, los perdonó a los dos. ¿Cuál de los dos lo amará más?»
Simón contestó: «Supongo que aquel a quien le perdonó más.»
Jesús le dijo: «Has juzgado rectamente.»
Y, volviéndose a la mujer, dijo a Simón: «¿Ves a esta mujer? Cuando yo entré en tu casa, no me pusiste agua para los pies; ella, en cambio, me ha lavado los pies con sus lágrimas y me los ha enjugado con su pelo. Tú no me besaste; ella, en cambio, desde que entró, no ha dejado de besarme los pies. Tú no me ungiste la cabeza con ungüento; ella, en cambio, me ha ungido los pies con perfume.
 
Por eso te digo: sus muchos pecados están perdonados, porque tiene mucho amor; pero al que poco se le perdona, poco ama.»
Y a ella le dijo: «Tus pecados están perdonados.»
Los demás convidados empezaron a decir entre sí: «¿Quién es éste, que hasta perdona pecados?»
Pero Jesús dijo a la mujer: «Tu fe te ha salvado, vete en paz.»
Después de esto iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, predicando el Evangelio del reino de Dios; lo acompañaban los Doce y algunas mujeres que él había curado de malos espíritus y enfermedades:
 
María la Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa, intendente de Herodes; Susana y otras muchas que le ayudaban con sus bienes.
L: Palabra del Señor
R: Gloria Ati Señor Jesus

Comments

Popular posts from this blog

Oración Para Consagrar a Tus Hijos a La Virgen Maria,

Salgan, Salgan, Salgan Animas En Pena,

Adam Kotas NO Es Sacerdote Catolico,