Los caminos de Dios a veces son incomprensibles, pero son los mejores

Image
Los caminos de Dios muchas veces nos parecen incomprensibles, pero la fe nos hace confiar en que Él prepara los mejores para nosotrosEl Señor sabe que, por nuestros propios recursos, no podemos conocer los caminos de Dios, que sin duda, sabemos que son los mejores. Y también sabe que no podemos decidirnos o intentar hacerlo sin que desarrolle en nosotros esa búsqueda de la verdad y el amor; simplemente necesitamos la misericordia y la gracia de Dios que pueda permitirnos conocer sus caminos. En esos momentos,es bueno abrirse al Señor y preguntarle:"Señor, por favor, hazme conocer Tus caminos. Te pido, Señor, en Tu gracia, hazme entender Tus caminos conmigo. Por favor, permíteme reconocer tu voz y tu dirección. Permíteme aceptar Tus caminos sin controversia, sin resistencia, sin murmuraciones, sin autocompasión, aunque no los vea claro, pero aceptando profundamente Tus caminos y sometiéndome a tus designios. Hazme conocer Tus caminos Señor. Amén".La oración de Moisés (Éxodo 3…

Hoy 12 de Julio es la fiesta de Santa Verónica, a cuyo velo se le impregnó el rostro de Cristo

Santa Verónica fue la mujer que tuvo un gesto misericordioso con Cristo durante su camino al Monte Calvario al enjugar su rostro lleno de sangre y sudor con un velo que pasó a la historia como reliquia por llevar impreso las facciones del Mesías.

Este velo, lienzo o paño es conocido mundialmente como “Santa Faz” o “Velo de la Verónica” y es una de las reliquias más importantes del cristianismo puesto que se considera como una verdadera imagen de Cristo.

El nombre Verónica apareció por primera vez en el documento apócrifo “Las Actas de Pilatos” y procede del latín “vera icon (o verdadero ícono)”, siendo la imagen o reliquia de este tipo más antigua y conocida. Otra reliquia importante similar a esta es la Sábana Santa de Turín.

Según la tradición, Santa Verónica fue una mujer piadosa que vivió en Jerusalén y que tras la Pasión del Señor se dirigió a Roma llevando consigo el velo, que posteriormente fue expuesto para la veneración pública. Su acto ejemplar se recuerda hoy en la sexta estación del Vía Crucis.

Una de las varias tradiciones explica que Santa Verónica llegó a Italia ante el emperador romano Tiberio, y lo curó tras hacerle tocar esta sagrada imagen. A partir de este evento, permaneció en la capital del imperio en la misma época que los apóstoles San Pedro y San Pablo. Al morir, dejó la imagen al Papa Clemente I.

Las huellas del Velo de la Verónica se perdieron en los años sucesivos al Año Santo 1600, hasta que fue hallado en la Iglesia de la Santa Faz de Manopello. El Papa Benedicto XVI fue el primer pontífice en visitarlo en septiembre de 2006.

Tomado de Aci Prensa 

Más información de esta santa: 

Comments

Popular posts from this blog

Salgan, Salgan, Salgan Animas En Pena,

15 Lugares Bíblicos y Su Significado (FOTOS)

¿Cuánto Valdrían Hoy Las 30 Monedas de Judas?