Es primer miércoles de mes, reza esta oración a San José para obtener una indulgencia plenaria

Image
Cada  primer miércoles de mes  es momento de rezar esta oración a San José y encomendarnos al santo padre que cuido a Jesús para que también nos ayude a acercarnos a Él. El 5 de Julio de 1883 el  Papa León XIII  aprueba la dedicación del  miércoles como el día consagrado a la devoción de San José en toda la Iglesia Universal . En la Carta Apostólica Patris Corde, publicada el 8 de diciembre, el Papa Francisco anunció el Año de San José. El motivo es la celebración del 150 aniversario de la proclamación de San José como Patrón de la Iglesia universal. Una las formas de ganar una indulgencia plenaria es “honrar a José con un  acto de piedad o una oración  aprobada en un miércoles,  el día tradicionalmente dedicado a San José” . Recuerda que las condiciones básicas para ganar una indulgencia son la  confesión sacramental, la  comunión  eucarística y hacer una oración por las intenciones del Papa . Es primer miércoles de mes, reza esta oración a San José A ti, bienaventurado sa

!Que Poca Fe! ¿Porque Has Dudado?. Evangelio De Hoy,

Lectura del Santo Evangelio Segun san Mateo (14,22-33): #EvangelioDeHoy

Después que la gente se hubo saciado, Jesús apremió a sus discípulos a que subieran a la barca y se le adelantaran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Y, después de despedir a la gente, subió al monte a solas para orar.

Llegada la noche, estaba allí solo. Mientras tanto, la barca iba ya muy lejos de tierra, sacudida por las olas, porque el viento era contrario.

De madrugada se les acercó Jesús, andando sobre el agua. Los discípulos, viéndole andar sobre el agua, se asustaron y gritaron de miedo, pensando que era un fantasma. 

Jesús les dijo en seguida: «¡Ánimo, soy yo, no tengáis miedo!» 
Pedro le contestó: «Señor, si eres tú, mándame ir hacia ti andando sobre el agua.» 

Él le dijo: «Ven.» 
Pedro bajó de la barca y echó a andar sobre el agua, acercándose a Jesús; pero, al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, empezó a hundirse y gritó: «Señor, sálvame.» 

En seguida Jesús extendió la mano, lo agarró y le dijo: «¡Qué poca fe! ¿Por qué has dudado?» En cuanto subieron a la barca, amainó el viento.

Los de la barca se postraron ante él, diciendo: «Realmente eres Hijo de Dios.»

Palabra del Señor

Comments

Popular posts from this blog

Salgan, Salgan, Salgan Animas En Pena,

¿Cuánto Valdrían Hoy Las 30 Monedas de Judas?

15 Lugares Bíblicos y Su Significado (FOTOS)