Valentín De La Sierra: Historia De Un Mito, Saves En Realidad Quien Fue..?

Antonio Aguilar, Cuando Realiso La Pelicula de Este Guerrero Cristero Que Por Sierto Nada Que Ver Con La Historia,

Valentín De La Sierra,
UN LUCHADOR DEL PUEBLO CRISTERO LUCHANDO POR LA MISMA CAUSA EL DERECHO A LA RELIGION CATOLICA
 La historia no sólo suele ser escrita por los vencedores.
También por los trovadores, y en mejores condiciones: hasta con musica
 

Era el año 1928. En la región comprendida por los últimos
Altos de Jalisco y las montañas de Zacatecas y Durango estaba
en su apogeo la rebelión cristera. Allí empieza la Sierra
Madre Occidental y de ésta le vino a Valentín el nombre porque no tenia apellido, el cual se perdió al nacer el corrido.

Valentín era un cabecilla jalisciense de segunda categoría
que actuaba bajo el mando de Pedro Quintanar, el próspero
ranchero y excoronel carrancista de Chalchihuites, Zac.,
que inició la rebelión cristera.

En una sorpresiva acción de las fuerzas federales adscritas


a la Zona del Estado de Zacatecas, Valentín, hasta antes
del corrido, más afamado por su pintoresco modo de ser que
por méritos de armas, fue hecho prisionero.
Hasta aquí coinciden el romance y la verdad histórica, que dicen:

Voy a cantar un corrido
de un amigo de mi tierra
llamádose Valentín,
que fue fusilado
y colgado en La Sierra.

Era un domingo de invierno,
ni me quisiera acordar,
cuando por su mala suerte
cayó Valentín
en manos del Gobierno.

La tragedia fue compuesta por Los Hermanos Pacheco,
campesinos de Huejuquilla El Alto, Jal. Aún viven y en sus
ratos libres todavía plasman para la posteridad los grandes
sucedidos de su región. Pocas semanas después, la travesura...

Como era lo más natural, el corrido también prendió en
las guitarras del destacamento federal que capturara al
“mentado” Valentín. Por “puntada”, por ocurrencia que por
cierto era común a los dos bandos: parodiar a favor de su causa
cualquier canción en boga, a partir del tercer verso un romancero federal hizo modificaciones, y la tragedia quedó a
placer de los vencedores.
 
Originalmente fue asi compuesta esa parte
 
El general le decía:
“Yo le concedo el indulto,
pero me vas a decir
cuál es el curato
y la casa de Justo”.
 
Tratándose de persecución religiosa, lo más natural era
que las fuerzas federales se esforzaran por descubrir el Curato
provisional o casa donde se ocultaba el Señor Cura. Templos
y casas cúrales estaban cerrados desde los comienzos de
la lucha. También lo más natural era que en Huejuquilla, baluarte cristero, los soldados callistas quisieran dar con la
“casa de Justo”: Don Justo Jaime, hombre rico y muy católico
que favorecía a los rebeldes.

El trovador federal cambió las dos últimas líneas:
"pero me vas a decir
cuál es el jurado
y la causa que juzgo."
 
 
Continuaban Los Hermanos Pacheco:
Valentín muy asustado
de todo les dio razón.
“Por una ofensa que tengo
de Ignacio Serrano
me quiero vengar”.
 
 

Ignacio Serrano era otro cabecilla cristero de la región.
El romancero federal parodió: y cambio de Nuevo la estrofa
 


Valentín, como era hombre,
de nada les dio razón.
“Yo soy de los meros hombres
que han inventado
la revolución",

Aquí El Meollo Del Mito.

Luego que les dijo esto
se vieron unos a otros.
“Si esto lo haces con ellos,
mañana o pasado
lo harás con nosotros”.


Así decía el corrido original dejando implícita la conclusión
a que llegaron los jefes callistas: “Pena de muerte por
traidor...” El cancionero federal prefirió ignorar esta parte,

Lo Mismo Que La Siguiente:


El general le pregunta
quiénes son los alzados.
“Justo Jaime, Herminio Madera
y Pedro Quintanar.
Andan en malos caballos
y ni parque traen”.


Es por eso que ambos versos no aparecen en el corrido
como hoy se le conoce. En el siguiente, de común acuerdo
Los Hermanos Pacheco y el gobiernista:y estos son los versos que se le agregaron como el actual corrido
El coronel le pregunta
cuál es la gente que guían.
“Son ochocientos soldados
que trae por la Sierra
Mariano Mejía”.


Mariano Mejia, fue un mestizo de sangre cora que para la
causa cristera alzó gente de la serranía nayarita.
En acción los trovadores de Huejuquilla:

El general le pregunta
cuál es la gente que mandan.
“Son ochocientos soldados
que tienen sitiada la Hacienda Los Landa"
 
La letra que perduró dice:


El general le pregunta
cuál es la gente que mandas.
“Son ochocientos soldados
que tienen sitiada
la Hacienda de Holanda
 
 
Además de que Valentín nunca tuvo tropa a su mando,
en la región no existió Hacienda llamada “De Holanda”...
Los Landa, eran ricos terratenientes. Su finca estaba ocupada
por un destacamento federal, de ahí el asedio cristero.

En juego inventiva de Los Pacheco:

Al pasar por Huejuquilla
Valentín quiso llorar...


La parte complementaria se ha perdido. Hablaba
de que el cristero se hincó a pedir clemencia.

El callista dejó así las cosas:
 
Antes de llegar al cerro
Valentín quiso llorar.
“Madre mía de Guadalupe,
por tu religión
me van a matar”.


El falseador resultó más ferviente católico que Valentín:
la verdad es que en ningún momento invocó éste a la Guadalupana.

Cómo podía hacerlo si acababa de entregar a quienes
“también por ella peleaban”.

El final es la perfecta antítesis entre lo testimoniado por
Los Pacheco y lo que asentó el trovador federal:

Los Pacheco
Vuela, vuela, palomita,
párate en aquel jazmín.
Estas son las mañanitas
de un hombre traidor
que fue Valentin

El trovador Federal
 
Vuela, vuela, palomita,
párate en aquel jazmín.
Estas son las mañanitas
de un hombre valiente
que fue Valentin
 
 
El hecho de que para la posteridad sobreviviera la parodia
y en cambio fuera olvidada la letra original, tiene sencilla
explicación:

Los corridos de Los Hermanos Pacheco no han logrado
salir más allá de Fresnillo, Zac., y la Ciudad de Durango. Por
el contrario, a la tropa federal a la que se debe esta “travesura”,

durante la misma lucha cristera se movió de aquí para
allá en la región. Después, al venirla paz, recorrió las más diversas
partes del país llevando consigo como imprescindible
trofeo “su” Corrido de Valentín de la Sierra.

Así, dondequiera que estuvo, este destacamento vencedor
de cristeros dio fama a la “historia”. Lo sentido de música
y letra completaron la obra: la consagración del corridor al cual ellos lo catalogaron como,

Uno de Nuestros Romances Más Identificados Con El Alma Popular del Protagonista,


Con Informacion de Jean Meyer
El Colegio De Michoacán

En esta paguina tambien se habla de Valentin De La Sierra El Mero Mero Luchador Cristero  Catolicidad
 
 
 



Comments

Popular posts from this blog

7 De Octubre Dia De La Virgen DEl Rosario,

29 De Septiembre Celebramos La Solemnidad de San Miguel Arcángel,

Lecturas del Domingo 25º del Tiempo Ordinario - Ciclo B