Skip to main content

Adam Kotas NO Es Sacerdote Catolico,

Image
ADAM KOTAS NO ES SACERDOTE CATÓLICO. ¡Hay que fijarnos muy bien a quién y por qué seguimos gente en las redes sociales! En los últimos meses, mucha gente comenzó a seguir a un sacerdote polaco de nombre Adam Kotas, que se caracteriza por una particular forma de ser y ganaba así la simpatía de mucha gente, sobre todo hispanos, pues se hizo gracioso en su forma de hablar el español populachero y por sus bailes y demás expresiones, poco ortodoxas, combinadas con algunas tradiciones y devociones también populares; estudios bíblicos muy a su estilo y otras actividades que son atractivas para gente que sobre todo se está iniciando en la vivencia de la fe. En su página de Facebook, explica —muy a su manera— lo que hizo, argumentando que sigue siendo «católico» y que por cuestiones de salud se incardinó a esa denominación. A la vez, ha suprimido la posibilidad de hacer comentarios en sus notificaciones. La diócesis de Santa Rosa en California, en donde el padre Adam Kotas fue orden

La Extraña Penitencia de San Felipe Neri a una Mujer Chismosa

San Felipe Neri fue el patrono de los educadores y humoristas. El llamado Santo de la Alegría también es famoso por ser un gran confesor, pues trataba a sus penitentes de una manera muy particular.

Este es el caso de una mujer chismosa que se acercó a él para confesarse y la extraña penitencia que este santo le impuso.

San Felipe Neri: “Compras un pollo y me lo traes a mí”

Una señora tenía la costumbre de irse a confesar donde San Felipe  y casi siempre tenía el mismo cuento que decir: el de calumniar a sus vecinos. Por eso, San Felipe, le dijo:

– De penitencia vas a ir al mercado, compras un pollo y me lo traes a mí. Pero de regreso lo vas desplumando, arrojando las plumas en las calles conforme caminas. 

La señora pensó que ésta era una penitencia rara, pero deseando recibir la absolución, hizo conforme se le había indicado y por fin regresó donde San Felipe Neri.

– Bueno, Padre, he completado mi penitencia.

Y le mostró el pollo desplumado.

– Oh, de ningún modo la has completado – le dijo el santo. Ahora regresarás al mercado y en el camino recoges todas las plumas y las pones en una bolsa. Entonces regresas donde mí con la bolsa”.

– ¡Pero eso es imposible! –lloró la señora–, ¡esas plumas deben de estar ahora por toda la ciudad!. 

– Es cierto –replicó el santo–, pero tienes aún menor oportunidad de recoger todos los cuentos que has dicho sobre tus vecinos.

De esta forma la mujer por fin entendió el gran daño que hacía con sus chismes y calumnias.

¡San Felipe Neri, ruega por nosotros!

Tomado de Church POP, 


Comments

Popular posts from this blog

Salgan, Salgan, Salgan Animas En Pena,

Oración Para Consagrar a Tus Hijos a La Virgen Maria,

15 Lugares Bíblicos y Su Significado (FOTOS)