Hoy Celebramos a San Pío de Pietrelcina, el Sacerdote de los Estigmas

Image
El Padre Pío de Pietrelcina sabía muy bien que los jueves son un día especial para orar, ya que en muchas parroquias se vive la adoración al Santísimo Sacramento con especial afecto.
Es un momento para recordar que Dios nos ama mucho, y que si queremos que en nuestra vida haya paz y gozo, es necesaria su presencia.Si en el día de hoy no has podido acercarte a Jesús Sacramentado, te invitamos a que busques un lugar de tranquilidad en tu hogar y le dediques esta oración.La oración del Padre Pío para convocar la presencia de Dios:Quédate, Señor, conmigo, porque es necesaria tu presencia para no olvidarte.
Sabes cuán fácilmente te abandono.
Quédate, Señor, conmigo, pues soy débil y necesito tu fuerza para no caer muchas veces.
Quédate, Señor, conmigo, porque eres mi luz y sin ti estoy en tinieblas.
Quédate, Señor, conmigo, porque eres mi vida y sin ti pierdo el fervor.
Quédate, Señor, conmigo, para darme a conocer tu voluntad.
Quédate, Señor, conmigo, para que oiga tu voz y te siga.
Quédate, Seño…

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz, Medjugorje, Bosnia Herzegovina

18 de marzo de 2020
MENSAJE DE LA VIRGEN

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 18 de marzo de 2020 desde Medjugorje; Bosnia Herzegovina

“¡Queridos hijos! Mi Hijo, en cuanto Dios, siempre ha mirado más allá del tiempo. Yo, como Su Madre, a través de Él veo en el tiempo. Veo cosas hermosas y cosas tristes. Pero veo que aun hay amor y que hay que hacer que éste se conozca.

Hijos míos, no pueden ser felices si no se aman unos a otros, si no tienen amor en cada situación y en cada momento de su vida. Yo, como Madre, vengo a ustedes por medio del amor para ayudarlos a conocer el verdadero amor y a conocer a mi Hijo. Por eso los llamo a que, de nuevo, tengan cada vez más sed de amor, fe y esperanza. La única fuente de la que pueden beber es la confianza en Dios, mi Hijo.

Hijos míos, en tiempos de inquietud y de renuncia, sólo busquen el rostro de mi Hijo. Solo vivan sus palabras y no teman. Oren y amen con sentimientos sinceros, con buenas obras, y ayuden a que el mundo cambie y mi Corazón triunfe. Como mi Hijo, yo les digo que se amen unos a otros, porque sin amor no hay salvación. ¡Les doy las gracias, hijos míos!”.

Comments

Popular posts from this blog

Salgan, Salgan, Salgan Animas En Pena,

15 Lugares Bíblicos y Su Significado (FOTOS)

¿Cuánto Valdrían Hoy Las 30 Monedas de Judas?