Hoy la Iglesia Católica Celebra a San Joaquín y Santa Ana, patronos de los abuelos

Image
Cada 26 de julio la Iglesia Católica celebra la Fiesta de San Joaquín y Santa Ana, padres de la Santísima Virgen María y abuelos de Jesús. Joaquín y Ana -considerados santos patronos de los abuelos- fueron personas de profunda fe y confianza en las promesas de Dios. Ambos educaron a su hija Santa María en la fe del Pueblo de Israel, alimentando en Ella el amor hacia el Creador y preparándola para su misión. Es a través de ellos como María se suma a esa porción del pueblo escogido que espera la llegada del Salvador de la humanidad. El Papa Emérito Benedicto XVI, un día como hoy, en 2009, resaltaba, a través de las figuras de San Joaquín y Santa Ana, la importancia del rol educativo de los abuelos dentro de la familia. El Papa decía que los abuelos “son depositarios y con frecuencia testimonio de los valores fundamentales de la vida”. En 2013, el Papa Francisco, con ocasión de esta Fiesta, celebrada en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud Río 2013 (Brasil), destacaba

Inicia La Cuaresma Con El Miercoles De Ceniza

¿Qué significa? ¿Por Qué Lo Celebramos?:

El Miércoles de Ceniza es el primer día de la Cuaresma en los calendarios litúrgicos católico y anglicano, como así también de diversas denominaciones protestantes (luterana, metodista, presbiterana y algunas bautistas).
Se celebra cuarenta días antes del Domingo de Ramos que da comienzo a la Semana Santa. La ceniza, cuya imposición constituye el rito característico de esta celebración litúrgica, se obtiene de la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior.
El Miércoles de Ceniza es una celebración litúrgica móvil ya que tiene lugar en diferente fecha cada año, siempre relacionada con la también móvil celebración de la Pascua. Puede acontecer entre el 4 de febrero y el 10 de marzo.
LA CENIZA: Son los residuos que quedan después que algo se ha quemado, por ello simboliza la brevedad de nuestra vida y que el Señor nos los recuerda: " Hasta que vuelvas a la tierra de la que fuiste formado, porque eres polvo y al polvo volverás" (Génesis 3,19) . Los judíos la usaban para hacer penitencia por los pecados, echándose ceniza en la cabeza o en todo el cuerpo, así lo hicieron Judith, el Rey de Nínive y sus habitantes, a eso invita el profeta Jeremías (Leer: Judith 9,1; Jonás 3,6; Jeremías 3,26).

¿POR QUÉ NOS TRAZAMOS EN LA FRENTE, LA CRUZ CON CENIZA?:
La cruz era un instrumento de tortura, pero al morir Cristo en ella se convirtió en signo de redención. Nos recuerda el sacrificio salvífico de Cristo. También representa negación, sacrificio y obediencia: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame” (Mt 16,24). “Cristo nos rescató de la maldición de la ley, haciéndose él mismo maldición por nosotros, pues dice la escritura: Maldito todo aquél que está colgado de un madero” (Gálatas 3,13).
La cruz en la frente, está inspirada en Ezequiel 9,4-6:
“YAHVÉH DIJO: PASA POR LA CIUDAD DE JERUSALÉN Y MARCA UNA CRUZ EN LA FRENTE DE LOS HOMBRES QUE GIMEN Y LLORAN POR SUS PECADOS … CASTIGAD A LOS DEMÁS, PERO AL QUE LLEVE LA CRUZ EN LA FRENTE NO LO TOQUÉIS”.
CON EL MIÉRCOLES DE CENIZA INICIAMOS LA CUARESMA:

Cuaresma deriva de la palabra cuarenta. El número 40 tiene gran significado par el pueblo judío y dentro del lenguaje bíblico, tiene sentido de purificación y arrepentimiento:
El diluvio duró 40 días (Génesis 7,17).
Los israelitas peregrinaron 40 años por el desierto hasta llegar a la tierra prometida.
40 días estuvo Moisés en presencia del Señor en el monte Sinaí (Éxodo 24,18).
40 días hizo ayuno Jesús en el desierto preparándose para su misión evangelizadora (Mateo 4,1-11; Marcos 1,12-23; Lucas 4,1-13).
En la Iglesia Católica vivimos nuestra cuaresma como preparación para la celebración de la Pascua. La cuaresma la iniciamos el miércoles de ceniza y termina el Jueves Santo en la mañana
(sin contar los días domingos).
Dentro de la cuaresma intensificamos la oración, el ayuno, las practicas de las obras de caridad, la lectura de la Palabra de Dios y la practica del sacramento de la confesión (reconciliación) que Cristo dejó a sus Apóstoles para continuar manifestando la misericordia y el perdón que ofreció al mundo desde la cruz (Juan 20,22-23; Mateo 16,16-19; 18,15-18).

Comments

Popular posts from this blog

Salgan, Salgan, Salgan Animas En Pena,

Oración Para Consagrar a Tus Hijos a La Virgen Maria,

15 Lugares Bíblicos y Su Significado (FOTOS)