Hoy la Iglesia celebra la Solemnidad de la Epifanía del Señor

Image
Los pastores y reyes del Oriente visitan a Jesús el Mesías, le llevan regalos y lo adoran con oro, incienso y mirra. Origen de la fiesta: El 6 de enero se celebraba desde tiempos inmemoriales en Oriente, pero con un sentido pagano: En Egipto y Arabia, durante la noche del 5 al 6 de enero se recordaba el nacimiento del dios Aion. Creían que él se manifestaba especialmente al renacer el sol, en el solsticio de invierno que coincidía hacia el 6 de Enero. En esta misma fecha, se celebraban los prodigios del dios Dionisio en favor de sus devotos. La fiesta de la Epifanía sustituyó a los cultos paganos de Oriente relacionados con el solsticio de invierno, celebrando ese día la manifestación de Jesús como Hijo de Dios a los sabios que vinieron de Oriente a adorarlo. La tradición pasó a Occidente a mediados del siglo IV, a través de lo que hoy es Francia. La historia de los Reyes Magos se puede encontrar en Mateo 2, 1-12 “Después de haber nacido Jesús en Belén de Judea, en

"¿Por qué Debemos ir a la Santa Misa el Domingo? ✝️⛪


"¿Por qué debemos ir a la Santa Misa el Domingo? ✝️⛪

Primero un poco de historia filológica:
'domingo' viene del latín 'Dominicus', que significa 'Día del Señor'.
Tiene, a su vez, una raíz 'dom' que viene del latín 'domus' = 'casa', vinculada al indoeuropeo 'dem' = 'construir, casa'.

Los seres humanos no somos piezas erráticas y solitarias.
Nos une Algo Más Grande y Iriginario que todos nosotros.
Una llamada de Dios a la vida y a la comunión... una llamada a la gran familia de los hijos de Dios.

Ir a Misa no es asistir sin más a un rito.
No es mirar de lejos algo que hace el sacerdote en el Altar.
No es cumplir para no pecar mortalmente.
No es un trámite aburrido.
No es ir por rutina o hábito tradicional.

Ir a Misa es volver al Hogar; a la casa de Dios... a nuestra Casa, que es un anticipo de la Morada Celeste.
Todos hemos sido hijos pródigos.
Hemos querido hacer una vida a nuestra manera... sin Dios, que molesta y es incómodo.

Pero nada más lejos de la realidad.
El hijo pródigo, después de haber experimentado todo lo que ha querido se encuentra con una terrible soledad. 
na soledad acuciante que se vuelve sed.
Sed de hogar, sed de vínculos.

Y entonces, al volver, «cuando aún estaba lejos, le vio su padre y se le conmovieron las entrañas. Y corriendo a su encuentro, se le echó al cuello y le cubrió de besos».

El padre es Dios. ♥

El hombre es esencialmente religioso.

Ser perdonado, estar en Gracia de Dios y comulgar a Cristo es lo más grande que te puede pasar en la tierra, pues «¿de qué le vale al hombre ganar el mundo entero si pierde su alma?»

El ir a Missa es también para estar en común-union con los hermanos.
Todos unidos, reforzamos la Fe.
Ya que la Misa nos reúne en la Iglesia, que es Cuerpo de Dios, y está integrado por varias partes, entre esas partes... ¡nosotros!"

Comments

Popular posts from this blog

Oración Para Consagrar a Tus Hijos a La Virgen Maria,

Salgan, Salgan, Salgan Animas En Pena,

Adam Kotas NO Es Sacerdote Catolico,